ACCIDENTES DE COSTA RICA

Accidentes de Transito y Noticias en carretera de todo Costa Rica y más…

Policía de Fronteras intercepta los mayores cargamentos de pólvora ilegal en lo que va del fin de año #SomosACR

Lo decomisado este fin de semana supera el cuarto de millón de unidades

  • En Kilómetro 35, Golfito, zona sur, cae cargamento de 240.000 espantasuegras y bengalas a bordo de automóvil
  • En el Caribe sur oficiales fronterizos decomisaron 17.881 unidades de pólvora de alto poder destructivo como metralletas, truenos, “la madre de las bombas” y “momentos de terror”
  • Ley de Armas y Explosivos prevé penas de hasta seis años de cárcel para quienes introduzcan pólvora al país de manera ilegal
  • Denuncie las ventas ilegales de pólvora al 9-1-1 y ayude a evitar que más niños y niñas sigan sufriendo quemaduras y mutilaciones por culpa de personas inescrupulosas

La Policía de Fronteras sigue vigilante para impedir el ingreso al país de pólvora contrabandeada y además prohibida en el país, al interceptar este fin de semana en el Caribe sur y Pacífico sur, 257.881 unidades de material pirotécnico procedente de Panamá.

Así lo dio a conocer el comisionado Allan Obando, director de la Policía de Fronteras, quien fue enfático en indicar que el cuerpo policial a su cargo no dará tregua este fin de año en la lucha contra el trasiego ilegal de mercancías que pongan en riesgo la seguridad de los costarricenses, en especial de menores de edad, como es el caso de la pólvora contrabandeada desde otros países de la región.

El mayor de estos decomisos se registró el domingo en el puesto de Kilómetro 35 de Guaycará, cantón de Golfito, zona sur, cuando los oficiales fronterizos revisaron un automóvil que venía de Paso Canoas.

El vehículo era conducido por un sujeto de apellido Fernández, quien llevaba a bordo 180.000 unidades de espantasuegras y 60 mil bengalas.

Policía de Fronteras de Sixaola también golpea fuertemente al trasiego de pólvora en el Caribe sur y decomisa 17.881 unidades

Por su parte, oficiales de la Policía de Fronteras, destacados en el puesto de Sixaola de Talamanca, Limón, también impidieron el ingreso al país de grandes cargamentos durante la revisión de vehículos en la carretera que comunica a Limón con Sixaola, a la altura de Cataratas, cerca de Bribrí.

Según detalló el comisionado Obando, el pasado viernes, en la localidad de Hone Creek, distrito de Cahuita, Talamanca, los oficiales fronterizos interceptaron un vehículo en el que además de licor contrabandeado, el conductor llevaba 7.620 unidades de pólvora traída ilegalmente desde Panamá.

El domingo fueron descubiertos dos cargamentos más, el primero de ellos iba a bordo de un vehículo conducido por un hombre de apellido Salguera, quien llevaba 7.659 unidades de diversos tipos de pólvora, entre los que sobresalen artículos de pólvora explosiva, pues solo de metralletas llevaba 7.200 unidades, además de otros conocidos como crackers y truenos, todos de alto poder destructivo.

En un segundo vehículo, conducido por un hombre de apellido Rojas, la Policía de Fronteras localizó 2.602 unidades, también en su mayoría pólvora explosiva, ya que de metralletas cargaba 2.400 unidades, así como otras denominadas momentos de terror, de las que

transportaba 25 unidades.

Ambos vehículos procedían de Sixaola, por lo cual se presume que los dos cargamentos procedían de territorio panameño e iban a ser comercializados en nuestro país, por lo que el caso quedó en manos de la Fiscalía de Bribrí, la cual ordenó decomisar todos los ilegales productos.

La Ley de Armas y Explosivos castiga con penas de tres a siete años de prisión a quienes adquieran, comercien, transporten, almacenen y vendan artículos explosivos sin el respectivo permiso.  Asimismo, las personas que fabriquen o introduzcan al país ilegalmente estos artículos también serán castigados con penas de hasta seis años de cárcel.

COMPARTIR: